Usted está aquí

16 - BERLÍN, SANTO DOMINGO, AMSTERDAM, MOSCÚ, MADRID, MIAMI...

BERLÍN, SANTO DOMINGO, AMSTERDAM, MOSCÚ, MADRID, MIAMI...«Como la vida es breve y el mundo es ancho, cuanto antes empieces a explorarlo mejor. Muy pronto llegará el momento en que estarás demasiado cansado para moverte más allá de la terraza del mejor hotel. Vete ahora»

Simon Raven (1927-2001)
Novelista, ensayista, dramaturgo y
narrador inglés

 

El verdadero poder del networking es la mezcla entre el networking virtual (on-line) y el networking presencial (off-line). Lógicamente, en el virtual tenemos más viralidad siendo más viable poder hacerlo a nivel internacional, al no existir distancias ni costosos desplazamientos. Sin embargo, después de tener un contacto real será un networking mucho más efectivo. Según mi experiencia te animo, además, en el presencial, a asistir a eventos en el extranjero. Independientemente de cuál sea tu sector te darán una visión mucho más amplia y profunda de las posibilidades reales que nos ofrece el networking aportándote bagaje y mundología, si además es un país donde no te comunicas en tu idioma natal, mucho mejor, verás crecer tu confianza de manera espectacular.

 

Recomendación:

Si pretendes organizar los eventos tú mismo debes tener en cuenta que es realmente complicado, por lo que es vital contar con el apoyo de personas que conozcan la propia idiosincrasia a nivel local. No obstante, difícil pero no imposible. Será una experiencia que te aportará sin duda un gran conocimiento.

 

En la actualidad, los vuelos de compañías aéreas de bajo coste y los trenes de alta velocidad permiten desplazamientos que antes nos hubieran sido prácticamente imposibles o solamente reservados para unos cuantos privilegiados. Incluso si los contratas con suficiente antelación los precios pueden ser realmente muy económicos. La globalización es una realidad y junto con la tecnología han roto todas las barreras en términos de distancias. Atención que ¡despegamos!

BERLÍN

Cuando marqué algunos eventos y destinos en mi hoja de ruta en el calendario de programación me surgió la ocasión de ir de visita a la capital alemana. Gracias a un e-mail en la bandeja de entrada procedente de la red profesional Xing, recibí información de un evento que Nils Rütsmann organizaba con motivo de la Berlinale, festival internacional de cine de Berlín. Me pareció una oportunidad fabulosa para visitar la capital berlinesa. Un networking vertical, en este caso una temática fascinante: cine.

Revisé mis contactos y le di un vistazo a mi red virtual. Encontré algunos contactos de varias redes sociales y profesionales con relaciones en esa ciudad. Me escribí con varios de ellos a fin de que me recomendaran algún lugar interesante para visitar aprovechando el viaje y preguntar por si conocían el Cascade Club, que es donde se celebraba el evento. Me animé a conectar con algunos que no formaban parte de mi red y con la excusa pasar a ser contactos virtuales y si lo deseaban conocernos en persona. En este caso es sorprendente la respuesta positiva. La mayoría se mostraron muy receptivos. Gracias a una red social rusa llamada Mamba conocí a Natasha de origen ucraniano, que vivía en Berlín y tenía amistad con el director del club. Me propuso presentármelo y así conocí a Movses Mikaeljan.

 

Recomendación:

Especifica muy claramente cuáles son tus objetivos e intenciones. Entiende que cada lugar responde a unas normas y se actúa diferente en cada zona. Infórmate previamente de hábitos y costumbres para evitar malos entendidos innecesarios y tener mayor éxito. El tiempo es muy valioso para todos.

 

Nils junto con su socio Christian Fenner tienen una red muy amplia de contactos, especialmente ubicados en la capital germana y en toda Alemania. Con el propósito de convertir el festival de Alemania en un referente en el continente europeo y una potencia en el cine mundial, posicionando al evento gracias a las redes. Aprovechando la plataforma de contactos profesionales líder en Alemania, Xing. Nils es el Ambassador de Berlín y moderador del grupo Berliner Kopfe. Como Ambassador es la figura que tiene mayor visibilidad en la red de negocios, ya que gracias a la potente herramienta puede convocar eventos de todo tipo en su ciudad natal. El evento tiene lugar en el Cascade Club, un elegante y espacioso club, muy apto para acoger este acontecimiento con motivo del festival. El acto es más social que profesional, sin embargo, los asistentes aprovechan bien el tiempo. Puede decirse que es totalmente de carácter vertical, la mayoría de los invitados están vinculados al mundo del cine y al de las pasarelas. Hay muchos actores, actrices, modelos, productores, directores, maquilladores, etc. Un total de 700 participantes.

Como me gusta cumplir las directrices de mi networking plan, en mi estrategia previamente reviso los registrados en la lista del evento; doy un vistazo a las diferentes personas que tienen previsto asistir al evento. Encuentro perfiles muy diversos, me llama la atención una traductora de origen ucraniano Elena Ternovaja, asistirá al evento para acompañar a unas actrices y modelos de su país de origen, Julia Tkaschenko y Natalia Tkatschenko. No hablan en absoluto el alemán, están buscando contactos de la industria. Le envío un mensaje privado a Elena, me responde que estará encantada de saludarme en persona.

Al llegar al evento abono el importe de la entrada en recepción, rápidamente reconozco a Nils gracias a la fotografía de su perfil en la red. Le saludo y tenemos un cambio de impresiones. Me presenta a su socio Christian, inmortalizamos el momento con unas fotografías. El está muy ocupado en ese momento ya que está pendiente del evento y recibir a los asistentes. Me comenta que más tarde habrá ocasión de tomar una copa. Me invita a una fiesta privada en el fabuloso local Marlene Dietrich para el día siguiente ubicado en Marien Platz, colindante al festival.

 

Importante:

Si organizas algún tipo de acto, procura ser un buen anfitrión cuidando detalles tan importantes como la recepción a la llegada de los invitados. Algunas personas temen llegar a un evento y no conocer a nadie por lo que, incluso estando interesados, no acuden a la convocatoria.

 

Al entrar reconozco a Elena acompañada por tres chicas; imagino que son las hermanas ucranianas y me presento. Su sorpresa es mayúscula cuando les hablo en ruso, al instante se establece un clima de complicidad. Después de las pertinentes presentaciones les pregunto cuáles son sus objetivos. Ellas se paralizan al ser tan directo, en diferencia a su forma de ser.

  • ¿Cuál es vuestro objetivo al asistir a este evento?
  • Pero qué quieres decir. – Me responden sorprendidas.
  • Sí, respondo. Vosotras vivís en Colonia y os habéis desplazado hasta Berlín. ¿Que está a…?
  • 580 kilómetros me responde Julia.
  • Pues entonces, imagino, ¿ya sabéis para qué es este viaje?
  • Efectivamente, buscamos darnos a conocer y localizar a algunos directores de cine y teatro.
  • ¿Alguno en concreto?
  • Responde Natalia que para ellas sería muy interesante conocer al director y productor de cine Harald Siebler.
  • Sonrío y les contesto: perfecto, yo os lo presentaré. Las cuatro, muy sorprendidas, sonríen de nuevo y me preguntan.
  • ¿Conoces al Sr. Harald?
  • No, respondo categóricamente. No os preocupéis de eso, yo me encargo.

En ese momento un potente foco de luz blanca le iluminaba mientras una prestigiosa revista de actualidad le entrevistaba. Esperé el momento idóneo y me acerqué para presentarme. Todavía recuerdo sus rostros de sorpresa y agradecimiento al presentarles a la persona por la cual se habían desplazado más de 1000 kilómetros  (ida y vuelta) desde su ciudad. Bromeamos un poco con el director, luego desaparecí discretamente entre la multitud.

 

«Vivir en la Tierra es caro pero ello incluye un viaje gratis alrededor del sol cada año»

Anónimo

 

SANTO DOMINGO

A veces los planes se trastocan; tengo una reunión de negocios en Madrid y al acabar, después de tres días de estancia, mi compañero en la dirección técnica tiene un imprevisto y debe desplazarse a otra ciudad, cambio de plan. Tras una llamada a la persona encargada en la gestión de los viajes en la compañía tengo arreglado un vuelo para mí hasta Barcelona. Desde allí voy en tren hasta mi hogar.

 

«Sólo es capaz de realizar los sueños el que, cuando llega la hora, sabe estar despierto»

León Daudí (1905-1985) Escritor español

 

Desde el aeropuerto voy a buscar el tren que me acercará hasta la estación central de Sants para ir a buscar el enlace hasta Girona. En el momento en el que estoy comprando el billete noto una mirada en mi espalda. Se me acerca una mujer de origen latinoamericano para preguntarme cuántas paradas hay hasta la estación de Sants. Le respondo que no se preocupe ya que es la misma estación donde yo me bajo. Sonríe y respira más relajada.

Al llegar a Sants, veo que faltan 45 minutos para mi tren. Elina Casado, que es su nombre completo, me ofrece tomar un café, acepto encantado. Es odontóloga, reside en Santo Domingo, está unos días visitando a unos parientes en Barcelona. Tenemos un cambio de impresiones. Es una mujer encantadora. Después de una breve charla tengo que marcharme para el próximo tren. Me pregunta si utilizo algún tipo de mensajería electrónica.

Intercambiamos las direcciones de Messenger Hotmail y así nos despedimos. Pasaron unas semanas hasta que nos saludamos virtualmente. Ella ya había regresado a su país y me agradecía lo amable que fui con ella. Recordándome que si visitaba en alguna ocasión su maravillosa isla, su familia estaría encantada de acompañarme a algunos sitios emblemáticos. Elina tiene tres hijos llamados Larissa, Orlando y Karina. Tan pronto como supe con seguridad los destinos programados para los eventos del club, escribí a Elina al saber que haría un evento en República Dominicana. Me ofreció toda la ayuda posible a su alcance desde el principio.

Era un vuelo de entre 8-9 horas, por lo que aproveché para hacer algunos contactos en el avión. El vuelo salió con un leve retraso y estaba preocupado, ya que me esperaban en el aeropuerto de la capital dominicana. Elina me estaba esperando en el aeropuerto con su hija Karina. Era un reencuentro después de más de cuatro años. El momento era fantástico. Me presentó a una de sus hermosas hijas, Karina, y me preguntaron por el hotel donde me hospedaba. Fue genial porque estaba relativamente cerca de su domicilio. Me acercaron hasta el hotel para dejar el equipaje e irnos a cenar y presentarme al resto de la familia.

Elina me comentó que en esos días se celebraba el evento anual de la Asociación de odontólogos de República Dominicana al que me invitó como su acompañante. Allí, aciendo gala de su destreza en las comunicaciones, me presentó al presidente y me brindaron el micrófono para anunciar nuestro evento SANTO DOMINGO «6 Grados» previsto para el siguiente jueves. El evento fue un éxito con algunos de sus familiares entre los asistentes y su hija Karina coordinando todo; desde las notas de prensa hasta la recepción de los invitados.

MADRID

Gracias al evento Last Thursday, organizado en Madrid, tuve la ocasión de conocer en persona a Alberto García, con quien ya había mantenido algún contacto virtual mediante la red Viadeo. Alberto gestiona el grupo español Comex Comercio Exterior, el más numeroso de origen español en dicha plataforma. Éste fue nuestro primer vínculo. Después de varios contactos virtuales y conocernos en persona en el evento, me invita a una charla que imparte en Terrassa (Barcelona) relativamente cerca de mi ciudad. Lo organiza con el ICEX (Instituto de Comercio Exterior) para la gestión estratégica de contactos internacionales.

Ese mismo día también me presentan en persona a Félix López, que está escribiendo un libro de networking, busca información y casos de éxito. Pedro Sánchez Pernía, entonces director de Viadeo, me lo había presentado  virtualmente gracias a la herramienta especialmente creada con este motivo: Presentación de personas.

 

«El poder del Networking». Trabaja tu red de contactos

Félix López

 

Félix trabaja en el departamento comercial de un prestigioso centro de negocios llamado Regus. Muy amablemente me ofrece las salas del centro de la capital para organizar los eventos MADRID «6 Grados» previstos para todo el año y donde se está celebrando periódicamente el evento Last Thursday, ya en su 89 edición. En sus salas organizamos la primera y segunda edición en diferentes ubicaciones.

Gracias a la red privada Decayenne conocí a Arturo de las Heras. Somos contactos directos virtuales inicialmente, de forma indirecta mediante un conocido que invité a la red privada. Por proximidad se puso en contacto con una profesora del centro a quien, con la razón de localizar unas aulas en la capital española, contactó y después de varios cursos tengo ocasión de desvirtualizar. Arturo es el director general de CEF Centro de Estudios Financieros, centro líder en oposiciones en España. Con una amplia oferta de cursos y presencia en Madrid, Barcelona y Valencia, más acuerdos con universidades de todo el mundo, cuenta con más de 30 años de experiencia. Tiene una visión muy acertada de este nuevo paradigma en la forma de comunicarnos. Ahora, en la actualidad, es donde impartimos los seminarios de networking en Madrid.

En  uno  de  los  eventos  MADRID  «6  Grados»  conocí  a  María  Criado,  con quien acordé ir a cenar después de varias ediciones del evento, en una de mis visitas. Acordamos vernos cerca del lugar donde se realiza el evento, las oficinas de Regus, cerca de la famosa y céntrica Puerta del Sol. Su reunión se alarga más de lo previsto y me llama para prevenirme que llegará con cierto retraso.

Aprovecho que muy cerca está el Hotel Urban, conocido en Madrid por su terraza, reputado por su fantástica vista que hace, junto con su variada oferta de cóctel, las delicias de sus visitantes. Lástima que ahora es invierno y la terraza está cerrada; por suerte en la planta baja se encuentra la coctelería Glass.

Mientras espero a mi contacto, tomándome una bebida, conozco en la barra a Rosanne Sozio, de origen brasileño. Es mánager de músicos y gente vinculada al sector artístico. Tenemos un cambio de impresiones y me comenta que le parece muy interesante toda la teoría de los seis grados de separación. Ella ha estado organizando eventos en Los Ángeles y sabe bien de la importancia del networking y tener una red de contactos bien estructurada. En ese momento aparece un amigo suyo. Nos presenta, es el director del hotel, Francisco Patón. Detecto que Roxie es muy hábil con las relaciones interpersonales. Patón comenta que sale su nombre en un listado de los 50 hombres que pueden ayudarte a hacer tu vida más fácil y realidad tus sueños en Madrid. Él aparece en la posición número 28.

Resulta que Rosanne había sido mánager y compañera de piso de la cantante Mari de Chambao. En la actualidad trabaja con otro artista español afincado en USA, llamado Huecco. Lamentablemente le digo que no lo conozco. Al cabo de unos meses, uno de los patrocinadores de los eventos que organizamos con el club contrata, para la zona centro de España, a un comercial que tiene relación por ser amigo de la infancia del cantante que representa la señorita Sozio. Que vueltas da la vida, ¿verdad?

MIAMI

Me comuniqué con Duly Viejo gracias a Facebook. Cuando tengo programado un evento en una ciudad en el calendario contacto con conectores y TDD’s de esa ciudad. Preparando la estrategia de este viaje, para la realización del evento hice muchoscontactos en dicha ciudad. Algunos de ellos aceptaron encantados las invitaciones. Al anunciar en mi muro personal y en la página de fans del club que tenía la intención de organizar un evento en Miami todos mis contactos tuvieron conocimiento al instante. Duly se puso en contacto mediante el chat.

Me comentó el negocio que tiene con su hermano, un restaurante moderno muy bien ubicado. Se ofreció para organizar el evento MIAMI «6 Grados» en su local. Estuvimos chateando en varias ocasiones y cuando llegué a Andu Restaurant, que es como se llama su local, se mostró muy afectuoso. Rápidamente me presentó a su hermano Antonio Viejo, desde el principio hubo muy buena química. Me invitaron a su despacho, mi sorpresa fue cuando ví en la pared a los dos hermanos con el kimono de karate y en compañía de la estrella cinematográfica de películas de artes marciales, Chuck Norris.

 

Comenta Duly:

«Sí, la foto es en el US Open de karate. En el año 1991, donde mi hermano Antonio quedó campeón y yo en tercer lugar. Imagínate para nosotros, allí estábamos los dos, haciéndonos una fotografía al lado del gran artista marcial y actor Chuck Norris.»

 

Después de la experiencia de nuestro evento, la idea les pareció fantástica. Ellos son de origen hispano. Ahora, en la actualidad, organizan regularmente diferentes eventos de networking para expatriados directamente con varias cámaras de comercio.

Gracias  al  anuncio  en  las  diferentes  redes,  un  argentino  afincado en  USA, concretamente en Miami, Agustín Rangugni, sigue los seis eventos programados a nivel mundial del club. Conecta para hacerme una entrevista en la radio de su propiedad, llamada Miami Radio, propone la conversación vía skype para hacer difusión del evento y tener un cambio de impresiones. De ahí sale el contacto Ray Knight, consultor estratégico que participa en diferentes foros y escribe para algunas revistas notas referentes al networking. Con él nos pusimos en contacto después de la entrevista en la radio mediante LinkedIn. Ray socializa constantemente, organizando asiduamente encuentros para empresarios, le parece una idea genial la visita. Es muy extrovertido y comunicador. Al regresar al hotel tengo varios e-mails suyos con referencias de varios negocios americanos que buscan expansión en Europa, también me conecta con un socio que viene a España a la feria GSM de telefonía. ¡Ray es un gran conector y hombre de acción!

AMSTERDAM

Gracias a Internet, en mi prospección sobre networking, localizo a través de su web a Charles «Ruf» Ruffolo. Este carismático exmilitar profesional es el presidente y fundador de un club de networking profesional internacional. Bautizándose a sí mismo como el rey del networking, The NetworKing, entre sus contactos de excepción están Bill Clinton, Richard Branson o Tony Blair.

A mi llegada de Zwolle, ciudad situada en el norte de Holanda, invitado de honor en su evento internacional, hay personas de todos los continentes. Me presentan desde inversores americanos ocupados en la gestión de difusión en Europa del movimiento de Martin Luther King hasta una preciosa presentadora de la TV portuguesa, Rita Andrade. Allí permanezco durante tres días para un intenso networking internacional, después pasaré tres días más en la capital, en una reunión de inversores, aprovechando nuevos contactos y disfrutando unos días de turismo. Salgo a dar un paseo por Amsterdam y de regreso al hotel veo a una mujer cargada con varias maletas pesadas que no la dejan prácticamente caminar.

 

«No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso»

Albert Einstein (1879-1955), Científico alemán

 

Su nombre es Paulette, está perdida buscando su hotel. Está bastante nerviosa, hablando en un inglés muy atropellado y en slang, poco más o menos me resulta imposible entenderla. Sonrío y pienso en voz alta.

  • Lástima que no hables español.
  • Por supuesto que hablo español, soy norteamericana, pero mis padres son de origen dominicano. Responde con cara de asombro.

Casualmente, al enseñarme el plano, su hotel está en la calle paralela al mío. Me ofrezco para ayudarla y acompañarla. Después de tres días de intensivo en inglés me resulta genial y relajante poder comunicarme un poco en mi lengua paterna. Me propone salir a comer alguna cosa ya que estamos los dos solos, en agradecimiento por la ayuda. Acepto encantado. Ella es de Miami, ciudad de donde llegué hace unas semanas. Comentamos los lugares que visité. Le comento un contacto de Madrid, una mánager de grupos musicales que me habló del famoso hotel Delano. Ella responde que lo conoce por su prima hermana, una habitual de ese lugar.

  • Me presentaron a una mujer de raza negra como tú, original de República Dominica que no hablaba español, ya que solamente quería comunicarse en inglés. Me la presentaron al ser español. Yo le dije que me sorprendió bastante, pues me parecía una lástima que olvidará sus raíces.

Paulette entonces empezó a reír sin parar, a carcajadas. Parecía   que todo el cansancio que tenía con las maletas había desaparecido.

  • ¿Qué te sucede? Le pregunté.
  • Jajaja.. (a duras penas podía hablar) Precisamente ésa es mi prima hermana de la que te hablaba. Se llama Mona.
  • ¡Efectivamente respondo! Los puntos se juntan.

¡El mundo es un pañuelo!

MOSCÚ

 

En la adversidad conviene muchas veces tomar un camino atrevido.

Lucio Anneo Séneca (2 AC-65) Filósofo latino

 

Me encuentro en la isla de Ibiza disfrutando de la puesta de sol en el emblemático local Café del Mar. Este bar-terraza es famoso en la isla y en el mundo entero, lugar de obligada visita para todos aquellos que se acercan a la isla blanca. La terraza está sin plazas para poder disfrutar de una preciosa puesta de sol. Identifico un asiento libre. Al ir a sentarme pregunto a las personas situadas en la mesa de atrás si les molesto la vista. Son una pareja de extranjeros, que por su aspecto deben ser naturales del norte de Europa. Me responden de manera muy educada que no está ocupada, invitándome a sentar.

Al cabo de unos instantes aparece una chica que se sitúa delante de mí, prácticamente tapando toda la vista. La mujer, de muy generosas proporciones, se convierte prácticamente en un eclipse solar, tapando casi toda la vista de la puesta de sol. Me giro y les sonrío a los señores situados detrás. Ya hemos establecido un puente entre nosotros de complicidad. Al cabo de unos breves segundos la chica desaparece. Aprovechando la magnífica vista le pido al caballero si me puede hacer una fotografía con la puesta de sol. Él accede muy educadamente y al momento me da su cámara por si yo le puedo hacer una fotografía a él. Evidentemente, le respondo que sí. Él habla en un inglés perfecto, se confirman mis sospechas, corroboro que es del norte de Europa. Por mi carácter curioso y mi costumbre de preguntar le digo que de dónde procede. Él responde que es de Rusia. Acto seguido yo le respondo con una pregunta:

  • ¿Entonces podemos hablar en ruso? (preguntándole en ruso), dibujando una amplia sonrisa en mi cara.
  • ¿Usted habla ruso? – Me responde él. Absolutamente sorprendido.

Dimitri se queda perplejo y me pregunta cómo es que hablo ruso con tanta soltura. Entablamos una conversación, me invita a sentarme con ellos. Me presenta a su pareja. Después de tomarnos una bebida, le pregunto si tiene planes para esa velada con su mujer, ya que me gustaría invitarlos a tomar una copa por la noche después de cenar. Me responde que sería un placer, regresan a Moscú al día siguiente y no lo saben con certeza. Me facilita su número de teléfono y acordamos enviarnos un mensaje de texto.

Más tarde, me envía un mensaje agradeciendo la invitación pero su esposa está cansada y tienen un viaje largo. No obstante, será un placer para ellos recibirme en su ciudad si la visito alguna otra vez. Justamente ese otoño tenía planeado un viaje.

Dimitri   Krugli (Дмитрий Круглый) a quien   afectuosamente llaman por su diminutivo Dima es original de Ucrania y vive en Moscú, es ingeniero de telecomunicaciones y trabaja como director internacional para el departamento de ventas de una multinacional farmacéutica. Constantemente viaja por todo el mundo, fundamentalmente por los países del sudeste asiático y antiguas repúblicas soviéticas. Es una persona de carácter amable y muy simpático con quien tengo una agradable conexión. Su caso es curioso porque se juntan muchas circunstancias donde acaban por encontrarlo.

 

Dima comparte:

«El padre de mi abuela era de Austria. Fue a Rusia durante la 1.ª Guerra Mundial como soldado. Fue capturado, entonces se quedó a vivir en Ucrania. Mi otro abuelo era francés, mi abuela fue capturada en Alemania durante la 2ª Guerra Mundial, ahí fue cuando en el campo de concentración de prisioneros conoció a un chico de Francia. ¡Y aquí estoy yo! Nací en Ucrania (antigua República Socialista Soviética). Entonces mi familia se trasladó al norte, en la región de Norilsk. Cuando finalicé el colegio me trasladé a Moscú durante mi estancia en la Universidad. Finalmente me quedé a residir en la capital, enamorado de esta fascinante urbe.

Utilizo redes de contacto virtuales principalmente rusas como Odnoklassniki, Vkontakte y E-xecutive. También pertenezco en el off-line a Business Priority Club.

Por supuesto, yo prefiero comunicarme cara a cara (face-to-face). Considero que al vernos, en el contacto visual, tenemos unas impresiones y el lenguaje no verbal nos enseña muchos detalles y puntos de vista los cuáles son imposibles de detectar en el on-line. Durante mis viajes, que son muchos, utilizo el on-line en mi trabajo diario. Cuando tengo una carga de trabajo importante y no puedo pasar tanto tiempo con mis amigos y mi familia obtengo mucha información valiosa en el virtual.

Para mi mente en el siglo XXI, el networking es como la reverberación del progreso de nuestra civilización. Es más, es un lado brillante siempre con  el correcto uso de estas tecnologías.»

 

Le comento que tengo previsto visitar Moscú en el mes de septiembre. Acto seguido me invita a llamarlo y vernos para comer y pasar una tarde juntos en su ciudad.

Una vez en la capital rusa hago varias llamadas sin éxito, le dejo un mensaje en el buzón de voz. Es extraño pero no hay respuesta en horas. Pienso que tal vez sólo fue una cortesía. Sin embargo, mi intuición me dice que debo llamar una vez más. Dima, se excusa ya que coincide con que unos de sus mejores amigos se casó hace unos días y por eso tenía el teléfono desconectado.

Me invita a ir a un parque situado en un bosque a las afueras de la ciudad donde esperan sus amigos para una comida con exquisiteces típicas de su país. La tarde es muy amena con anécdotas de todo tipo. Les explico el regalo de mi abuelo, una guía de conversación que me regaló en francés/ruso en mi infancia. Todos nos reímos y volvemos a brindar. ¡Za zdorobia! ¡Spasibo Dima!

 

© 2017. Centro de Estudios Financieros contactar

Puede consultar nuestras condiciones generales y política de protección de datos.