3 - ARS. Análisis de las redes sociales

ARS. Análisis de las redes sociales«La ciencia y la sabiduría, lejos de ser una misma cosa, no tienen entre sí a menudo conexión alguna»

William Cowper (1731-1800)
Poeta británico

 

Quería incluir este breve capítulo para remontarnos un poco en la historia de este nuevo fenómeno y, de esta manera, honrar también a todos aquellos especialistas estudiosos de las redes sociales que han permanecido en el anonimato para la gran mayoría. Si me permitís la expresión, quizás no son tan «mediáticos» como otras figuras pero, sin duda, han aportado y aportan un gran conocimiento a este nuevo horizonte que se abre en nuestras pantallas de ordenador en nuestros empleos o en nuestros hogares a diario.

Con seguridad éste es el capítulo más técnico de todo el libro, que no pretende más que una simple pincelada, abriendo un mundo de nuevas opciones y alternativas que nos ayuden a conocer desde todos los ángulos posibles este fenómeno que aparece en los medios de comunicación, ahora ya prácticamente todas las semanas, desde la prensa escrita a la televisión y ahora en el cine con la película sobre Facebook.

También a modo de reflexión, ya que los estudios sobre plagas, enfermedades virales, epidemias, etc., se apoyan en este tipo de prácticas, de manera que controlan movimientos migratorios y comportamientos, por tanto, algo que por desconocimiento tomamos a la ligera, tiene una visión más amplia convirtiéndose en un punto de inflexión.

Debemos remarcar la importancia de los datos, tener el hábito de almacenar las pruebas y documentos, la información valiosa, para poder encontrar los indicadores que nos brindarán referencias provechosas de manera estructurada para evaluar con precisión permitiéndonos llegar a conclusiones.

Como veremos, la administración de todos estos datos se podrá gestionar gracias a software especializado en los análisis que, además, nos mostrará de forma gráfica los resultados. Dicho de paso que, sin estos programas y tecnología, sería imposible realizar todo este tipo de estudios en profundidad. Además, cabría añadir que estos gráficos son cada vez más espectaculares. Las transformaciones que estamos experimentando en las diferentes comunidades en la sociedad dan paso a interesantes investigaciones para proporcionar testimonios y aclaraciones que son y serán de gran ayuda en general.

Actualmente, hay estudios muy avanzados sobre ARS (análisis de las redes sociales) o en inglés ASN (Analysis of Social Networks), también llamado análisis de datos reticulares o estructurales.

Se  ha  convertido  en  una  temática de  estudio,  analítica y  especulación, parte fundamental para entender rápidamente todas las publicaciones y las preferencias de las redes. Son muchas variables que unidas nos dan respuestas y crean nuevos interrogantes para las tendencias en nuestra sociedad actual. Evaluando aquí los valores para saber qué tipo de red, o qué tipo de enlaces, si son débiles o fuertes. Esto dio paso al estudio de los grafos en matemáticas y la ciencia del procesamiento de datos, que nacen en 1736 con el primer escrito de Leonhard Euler, famoso matemático y físico de origen suizo; aunque son Kenneth Appel y Wolfgang Haken los que se consideran los padres de la teoría de grafos o teoría de las gráficas.

El análisis de las redes sociales se centra en descubrir los patrones de interacción entre las personas. Según el tipo de patrón que Roger Brown describió cuando escribió:

«La estructura social se hace visible en un hormiguero. Los movimientos y contactos que uno ve no son al azar, sino de forma  modelada. También debe ser capaz de ver la estructura en la vida de una comunidad. Si tuviéramos un punto de vista suficientemente lejano, un punto desde el cual las personas parecieran puntos pequeños en movimiento, veríamos que estos puntos no se aproximan entre sí al azar, algunos por lo general siempre están juntos, algunos se reúnen a menudo, algunos nunca.»

Lin Freeman profesor del departamento de Sociología de California aporta:

«El análisis de redes se basa en la noción intuitiva de que estos patrones son características importantes de la vida de los individuos que los vean. Los analistas de redes creen que la forma en que vive un individuo depende en gran medida de cómo ese individuo está ligado a la red de conexiones sociales. Muchos creen, además, que el éxito o el fracaso de las sociedades y organizaciones a menudo dependen del patrón de su estructura interna. Ese tipo intuitivo es probable sea tan antiguo como la humanidad. A partir de la década de 1930 empezó a surgir, un enfoque sistemático de la teoría y la investigación basado en esa idea. En 1934, Jacob Levi Moreno introdujo las ideas y herramientas de la sociometría. Al final de la Segunda Guerra Mundial, Alex Bavelas psicólogo y sociólogo americano, fundó el Grupo de Redes de Laboratorio en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts).

Desde el principio, el enfoque del estudio de las redes para el comportamiento ha involucrado dos compromisos. El primero, guiado por la teoría formal organizada en términos matemáticos y, el segundo, se basa en el análisis sistemático de los datos empíricos. No fue hasta la década de 1970 cuando una discreta combinatoria moderna, en particular la teoría de grafos, experimentó un rápido desarrollo y se convirtió en disponible gracias a ordenadores relativamente potentes. Fue entonces cuando el estudio de las redes sociales empezó a despegar como una especialidad interdisciplinaria. Desde entonces su crecimiento ha sido rápido. Se han encontrado importantes aplicaciones en el comportamiento organizacional, la propagación de enfermedades contagiosas, la salud mental y apoyo social. Hoy en día es internacional con sus propias organizaciones profesionales, libros de texto, revistas, centros de investigación y formación y programas de ordenador diseñados específicamente para facilitar el análisis de los datos estructurales.»

Terminología en ARS

Algunas palabras claves básicas de la terminología de ARS son: actores (nodos o vértices) y relaciones (vínculos o aristas). Típicamente, un grafo se representa mediante una serie de puntos que son los vértices, conectados por líneas llamadas aristas.

Softwares

Para estos estudios existen diversos programas, muchos de ellos con versiones gratuitas más simples o de prueba y demostración. Sin duda, sin estos avances tecnológicos muchos estudios no se hubieran podido completar. Para el análisis de las redes sociales podemos destacar:

  • Egonet: http://sourceforge.net/projects/egonet  Egonet (Personal Network Software) es un programa diseñado para la recolección de datos y análisis de redes egocéntricas, creado por Christopher McCarthy, Universidad de Florida (USA). Sus principales prestaciones son la generación de cuestionarios para la obtención de datos relacionales, el cálculo de mediciones generales pertinentes para el análisis de redes sociales y la producción de grafos. El programa está disponible en código abierto y, por tanto, su uso es gratuito.
  • Ucinet: www.ucinet.com
  • Netdraw: www.netdraw.com
  • Visone: www.visone.info
  • Dynet.
  • NetMiner.
  • Pajek.
  • Siena.
  • Visone.

Estos programas se utilizan principalmente para identificar, representar, analizar y similar en base a una serie de datos desde donde se crean las gráficas y matrices que nos darán la información de una manera visual. Estos programas te ayudan a visualizar tus propias redes y ejemplos, calculando de una forma rápida indicadores que pueden servir para averiguar y detectar algunas tendencias.

  • Smartdraw: www.smartdraw.com
  • Touch Graph: www.touchgraph.net Algunas aplicaciones como Touch Graph ubicadas en Facebook nos permiten visualizar la posición de nuestros contactos.
  • Y Works: www.yworks.com Este software de origen alemán es muy intuitivo y hará las delicias para todos aquellos que quieran iniciarse en esta especialidad a nivel de usuario. Al mismo tiempo, nos servirá para nuestros propios organigramas, presentaciones y trabajos de empresa o personales de manera genial.

¿Qué es una red?

Imaginemos una malla de pescadores, una red, unida por puntos que llamaremos nodos o actores que, en el caso de una red social o de negocios, serían las personas que conforman esta red de contactos. Mediante los grafos creamos dicha red.

En función del tipo de relación de estos actores, se llaman:

  1. Diádicas, sólo indican ausencia o existencia de la relación valoradas en que la cantidad de la relación pueda medirse en términos de orden o de peso, por ejemplo, número de encuentros sexuales entre dos personas.
  2. Transitivas, la relación en realidad es una unión entre actores que siempre es recíproca. Ejemplo: leemos el mismo blog habitualmente o dirigidas, que el individuo A tenga relación con el individuo B no implica que B tenga esa misma relación con A, por ejemplo, prestar dinero.

El análisis de redes sociales ha irrumpido en muchas ciencias sociales en los últimos veinte años como una nueva herramienta de análisis de la realidad social. Al centrarse en las relaciones de los individuos o grupos de individuos y no en las características de los mismos (raza, edad, ingresos, educación,…) ha sido capaz de abordar algunos temas con un éxito sorprendente.

La difusión de información o el contagio de enfermedades son dos ejemplos de asuntos en los que la estructura de las relaciones puede llegar a ser más relevante que las características de los individuos o información clave para conocer los procesos. El uso de las ideas y herramientas de la rama de las matemáticas conocida como teoría de grafos ha ayudado a desarrollar una gran cantidad de herramientas y software de análisis. A diferencia de estas herramientas, muchas compañías han desarrollado software dirigido a promover relaciones entre internautas, ya sea con fines laborales, lúdicos o de cualquier tipo.

Tipos de red

Existen diferentes tipos de red: bus, estrella, mixta, anillo, doble anillo, árbol, malla, conexa. Las tres topologías básicas son:

  • Red centralizada. Todos los nodos, menos uno, son periféricos y sólo pueden comunicarse a través del nodo central. La caída del nodo central priva del flujo a todos los demás nodos.
  • Red descentralizada. Aparece por interconexión de los nodos centrales de varias redes centralizadas. Como resultado no existe un único nodo central sino un centro colectivo de conectores. La caída de uno de los nodos centralizadores conlleva la desconexión de uno o más nodos del conjunto de la red, mientras que la caída del clúster centralizador produciría necesariamente la ruptura o desaparición de la red.
  • Red distribuida. Todos los nodos se conectan entre sí sin que tengan que pasar necesariamente por uno o varios centros. Desaparece la división centro/periferia y, por tanto, el poder de filtro sobre la información que fluye por ella. La red es robusta ante la caída de nodos: ningún nodo, al ser extraído, genera la desconexión de otro.

 

Tipos de red

 

Número de Dunbar

Este número fue deducido por el antropólogo británico Robin Dunbar, quien teorizó que un individuo podía socializar con 150 individuos de promedio. Se calcula que ése es el promedio de personas que podemos gestionar correctamente en nuestra memoria y con las que podemos mantener una relación de modo estable. Por supuesto, con la tecnología disponible podemos gestionar muchos más. Comparando distintos estudios antropológicos, desde tribus neolíticas a comunidades campesinas u organizaciones militares de todos los tiempos, Dunbar encuentra, una y otra vez, resultados empíricos que aproximan este número con independencia de la época y el sustrato económico de cada comunidad. De hecho, una regla informal en la organización de empresas identifica el número de 150 como el límite crítico para la coordinación efectiva de tareas y flujo de información.

Antropología, sociología, arqueología, psicología, etc.

Los humanos tenemos, desde el origen de los tiempos, la necesidad de pertenecer, ya sea para colaborar en la caza como en el hecho de formar parte de una tribu, grupo o comunidad. Tenemos que ser conscientes de que esto engloba diferentes disciplinas. Existen estudios muy interesantes para comprender más sobre cómo nos relacionamos y de qué manera está afectando la coyuntura a nuestros hábitos y comportamiento.

El francés Émile Durkheim, junto a Max Weber y Karl Marx, creadores de la sociología moderna, y Durkheim, junto al alemán Ferdinand Tönnies, están considerados los precursores de las redes sociales.

Estructura y comportamiento de las redes

Según los datos, nos dice el profesor José Luis Molina, del Departamento de Antropología social y cultural de la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona), una eminencia en el ARS a nivel mundial, y SOCNET, que es la lista oficial de INSNA (Asociación internacional para el análisis de redes sociales), el futuro y la evolución del ARS podrá ser el siguiente:

 

A través de un análisis de la evolución del campo de las redes sociales en los últimos diez años, se proponen cinco indicadores para valorar su posible desarrollo en el próximo decenio. Los indicadores son en general positivos, aunque las consideraciones éticas y la relativamente baja institucionalización aparecen como cuestiones claves a tener en cuenta.

Reflexión sobre cuál puede ser la evolución del campo de las redes sociales en los próximos 10 años. Una «comunidad» de 2.500 personas que comparten un saber específico y altamente estandarizado que permite recoger, analizar, representar, interpretar e integrar datos reticulares o relaciones entre elementos en preguntas, descripciones, modelos o aplicaciones, según los casos. Esta cifra sale básicamente: académico, profesorado y estudiantes de doctorado con un creciente grupo de profesionales de consultores de organizaciones, social software y marketing, así como trabajadores de instituciones públicas en el campo de la salud, el trabajo social y el desarrollo comunitario. La mejor manera de empezar a pensar en el futuro es pensar en cómo seremos nosotros mismos dentro de 10 años, qué edad tendremos nosotros y nuestros seres queridos, dónde viviremos, qué haremos.

A nivel ambiental se seguirán produciendo cambios en el planeta que influirán en nuestros hábitos de vida (con el agua, el consumo de combustibles y energía en general, con los residuos…). A nivel geoestratégico aparecen nuevos actores internacionales: China, India, Rusia, Brasil… por desgracia, las «zonas calientes» del planeta, las zonas de guerra, seguirán existiendo porque no son más que tableros del juego geoestratégico. El nivel de integración regional en Iberoamérica continuará avanzando, así como la integración europea (Serbia, Turquía…). Los movimientos de personas en un sentido, de ida y vuelta y en sentido contrario continuarán creciendo animados por las desigualdades, los transportes y las tecnologías de la información. Las tecnologías de la comunicación dominarán todavía más nuestras vidas y nuestras relaciones, en un marco de desarrollo de organizaciones virtuales. El individualismo o «individualismo conectado» seguirá avanzando.

1.  Formación – Divulgación

Entendemos que en el próximo decenio se desarrollarán más cursos  regulares, másters y cursos on-line como  material divulgativo. Cursos especializados en diferentes ámbitos (marketing, desarrollo comunitario, software social, data-mining, redes personales). Sí, en cambio, es posible que aparezcan más institutos de investigación especializados que ofrecerán una oferta formativa consecuente, aunque difícilmente a nivel de estudios reglados. Las redes sociales tendrán que esperar un decenio más para institucionalizarse.

2.  Investigación

El próximo decenio verá una eclosión de investigaciones diversas y relevantes con la perspectiva de las redes. Aunque el nivel de institucionalización no es muy alto, es lo suficiente como para conseguir propuestas de investigaciones innovadoras, basadas en dos de sus puntos fuertes: una comunidad abierta a la colaboración y una composición realmente interdisciplinar. En los últimos años se ha precipitado el número de tesis leídas que incorporan la perspectiva de redes. Estos jóvenes doctores y doctoras estarán en el mejor momento de su carrera investigadora, desarrollando iniciativas y fortaleciendo los equipos existentes.

3.  Programas informáticos

Sin programas de análisis de redes no habría redes. Lo decimos desde el conocimiento de la historia de la disciplina, interrumpido en los años 70 al carecer de medios para computar la información recogida. UCInet especialmente ha sido clave para consolidar la disciplina. Pensamos que en los próximos años la cantidad, calidad y especialización de programas disponibles dará un salto enorme. No solamente los avances en visualización continuarán siendo espectaculares sino que los programas incorporarán «inteligencia», serán capaces de proponer tendencias, completar información incompleta o consultar resultados de otras investigaciones. Muchos de estos desarrollos no estarán disponibles para la comunidad internacional, sino que serán desarrollos corporativos.

4. El mundo empresarial

El campo del social software evolucionará en direcciones no esperadas. Estas plataformas funcionan bien en determinadas situaciones: cuando la gente tiene tiempo para socializar o busca ocio, cuando un fuerte networking es imprescindible para ganarse la vida, cuando se está al inicio de la carrera profesional o dentro de una asociación de antiguos alumnos. Sin embargo, aún en la era del individualismo conectado más avanzado, las redes sociales se resisten a mercantilizarse completamente. Un segundo campo de extraordinario desarrollo es el del data-mining, especialmente con fines comerciales, para la detección de perfiles de consumidores. Recordamos de nuevo cómo el uso indiscriminado del telemarketing ha quemado este canal como fuente de investigación social. Igualmente, si no se construye un conjunto de protocolos de comportamiento ético, la disciplina padecerá las consecuencias. Los intentos de construir un código ético han fracasado, especialmente por la diversidad de intereses de las personas que trabajan desde una óptica académica y las que lo hacen desde un punto de vista comercial.

5.  Instituciones y ONGs

Las instituciones de desarrollo social y comunitario ya han apostado por las redes sociales y lo van a seguir haciendo en el futuro. Esto se debe a la necesidad de buscar alternativas a las situaciones de pobreza y desigualdad optimizando los recursos y, para ello, el trabajo en red es condición necesaria, aunque naturalmente no suficiente. Por otra parte, el tratamiento de temas ambientales y redes (semillas, conservación de la biodiversidad, ecosistemas) pensamos que se desarrollará en el futuro, tanto por la parte de la ecología política, es decir, los actores locales y globales implicados en un ecosistema determinado, como en la propiamente biológica.

 

Algunas conclusiones

  • Indicadores. Toda información es valiosa para analizar nuestros contactos. lmacena los datos y gestiona la información de forma estructurada e inteligente. Necesitamos datos, indicadores para poder medir, evaluar y diagnosticar qué y cómo lo estamos haciendo.
  • Software. Muchos programas tienen versiones gratuitas que puedes descargar desde su página web que nos ayudarán en nuestra estrategia de manera visual y, así, poder hacer más gráfica nuestra red de contactos.

 

Técnicas (Tips)

  • Estructura. Empieza ya, el paso 1, aunque no tengas todos tus contactos segmentados, a partir de ahora debes categorizarlos todos. Poco a poco ya iras distribuyéndolos y serás cada vez más efectivo con información provechosa.
  • Mapa. La red profesional Xing tiene una aplicación llamada «mapa», donde de forma visual podemos ver la ubicación de nuestros contactos. Ampliando el mapa, van apareciendo. Es muy visual, además, nos ofrece el número de contactos por ciudades o países.

 

Recomendación:

Si te interesa profundizar en esta área te recomiendo el libro:

Seis grados de separación . La ciencia de las redes en la era del acceso.
Duncan J. Watts.

 

Si te ha gustado esta publicación, por favor compártelo con tus amigos y seguidores dándole al botón de Facebook, Twitter o Google +. Gracias!

Patrocinado por:  CEF Centro de Estudios Financieros  UDIMA Universidad a distancia de Madrid   Síguenos en:   facebook logo  Youtube Logo  Twitter Logo  Linkedin Logo